ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia (@javierarmentia por algunas redes)

Blogalia
FeedBurner

Mastodon
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2024
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Blogalia

Inicio > Historias > Experiencias con el vehículo eléctrico: 2 - La variedad municipal
2023-02-01
)

Experiencias con el vehículo eléctrico: 2 - La variedad municipal
2023-02-01

(Para seguir esta serie de artículos, echa un vistazo a este blog, tampoco es tan larga, porque este es el segundo de hecho, y el primero está aquí: Experiencias con el vehículo eléctrico: 1 - Apps y más apps)

Ayer estuve en Tudela dando un curso. Allí el ayuntamiento tiene una regulación de aparcamiento en la zona céntrica con pago por horas (la ORA, OTA, zona azul, las mil formas en que se llaman en diferentes sitios). Como he estado dando un curso durante varias meses y me tenía que desplazar bastantes martes, decidí mirar en la web qué decían de la movilidad eléctrica...

(He puesto unos puntos suspensivos y he pasado párrafo para crear dramatismo y expectación)

... y casi no encuentro nada. Porque esto es algo que he constatado en el ayuntamiento de Tudela y en TODOS los que he ido mirando en estos meses. Cuando buscas una respuesta rápida a una pregunta sencilla y rápida del tipo: ¿hay alguna ventaja por tener un vehículo eléctrico en tu municipio?, nunca encuentras nada ni rápido ni sencillo.

Que yo reconozco que soy un interesado, hoygan. Pero con cierta lógica. Está admitido desde Europa a la más local instancia del Estado, que la descarbonización es un compromiso. Se vea como se vea, está bien apoyar que sean los coches eléctricos y no los carbónicos* (perdón, seguro que hay un término para el tema, pero me pienso afirmar como creador el día 1 de febrero de 2023 del adjetivo "carbónico" y su etiqueta/jasta/hashtag #carbónico, para referirme irónicamente a la movilidad que usa combustibles fósiles en cualquier porcentaje, incluyendo así, evidentemente, a los híbridos que siguen siendo carbónicos aunque tengan menos gas). Si estamos en ese proceso que tan grácilmente están incumpliendo tantos ayuntamientos sobre la descarbonización, las zonas de bajas emisiones en los municipios y toda la pesca, qué menos que favorecer de alguna manera que sea un coche eléctrico el que ocupa la calle o la alguna de las exiguas plazas de aparcamiento existentes para empujar a los carbónicos fuera de la ciudad. Sea. Pero no es así...

... demasiados puntos suspensivos, síntoma inequívoco de que estoy divagando. Me vuelvo al tema. La cosa es que la web de Tudela era clara en el asunto del vehículo eléctrico y decía que en su zona azul se podía aparcar sin tener que pagar por horas si disponías de una acreditación exprofeso que emite el propio ayuntamiento. Llegar a esa información no es sencillo y les cuento: fui al sitio web tudela.es y ahí hay un buscador (empoderado por google así que pintaba bien). Puse: vehículo eléctrico aparcamiento en la ranura adecuada y después de unos cuantos anuncios (es lo que tiene estar empoderado por google, señor alcalde de Tudela, téngalo en cuenta cuando subcontrata la web municipal) llegas a una ordenanza (PDF) de 2019 en la que se habla de las tasas por estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en las vías públicas. Son cinco páginas con el perfecto lenguaje administrativo que uno intenta traducir al castellano. Pero mira, lo dice claro en su artículo 4 sección d: "No están sujetos a la tasa regulada en esta ordenanza el estacionamiento (...) Los vehículos que no sean de combustión interna, es decir: eléctrico, de pila de combustible (hidrógeno) o de emisiones directas nulas. Dichos vehículos podrán obtener, de forma gratuita, dicho distintivo de estacionamiento del Ayuntamiento de Tudela acreditativo de “vehículo eléctrico” para, mediante su exhibición en el vehículo, estacionar en la zona regulada como zona azul o de rotación siempre que no esté prohibido por alguna norma general o particular."

Por ley y porque viene así puesto cuando lo compras, el coche 100% eléctrico viene con una pegatina oficial nacional que indica su estatus de coche guay en lo de las emisiones carbónicas. EL mío tiene un 0 bien marcado en un círculo azul y con el marchamo de la sacrosanta DGT, es uno de esos dispositivos de impacto ambiental que se comenzaron a ver hace unos pocos años y que, en mi modesta opinión, deberían ya venir grabados a sangre en cada vehículo que se atreva a circular por las calles y carreteras de nuestro país.

Pero está claro que esto no es suficiente para el ayuntamiento de Tudela, que exige además pasar por sus oficinas y hacer un trámite específico para conseguir una tarjeta también específica.

Como una mañana tenía un poco de tiempo antes del curso, me pasé por las oficinas municipales, junto con mis identificaciones y las del vehículo y ahí las presenté. Como suele pasar, la persona que me atendió me ayudó en el proceso de rellenar la instancia y digitalizar todos los papeles con una amabilidad exquisita y un marcado carácter didáctico, no exento de cierta ironía sobre lo aburrido que es tramitar nada en estos tiempos. Por supuesto, confieso que lo intenté hacer online unos días antes pero sucumbí ante la complejidad de validación de cada cosa (y eso que tengo mi identificación electrónica, mi clave, lo chequeo todo en tres navegadores diferentes y hasta uso por si acaso un ordenador con windows que nunca se sabe), pero no fui capaz, así que agradezco mucho que el trato humano siga existiendo y sea así de eficiente y humano.

Al cabo de una semana, más o menos, me llegó una carta por correo caracol (digo, correo postal) con la tarjeta. Es más bien cutre, cierto, una cartulina verdosa plastificada, pero ahí está el pase para mi bienestar, porque desde entonces puedo aparcar en cualquier zona azul (no en las verdes, las de residentes, para esas no cuela) sin tener que pagar la tasa.

¿Y?

Ya he contado lo de Tudela y lo dejo sin comentar lo paradójico que es que haya que añadir un papel impreso por el ayuntamiento a algo tan molón como la pegata de la DGT que ya dice a las claras que mi coche es 100% eléctrico. Pero bueno, en Tudela, como en cualquier otro ayuntamiento de nuestro país, son SOBERANOS Y SOBERANAS a la hora de hacer la regulación de su aparcamiento. Su ayuntamiento es suyo y se lo fo**an cuando quieran, podríamos decir. Y esa es la situación, señoría.

Porque hay ayuntamientos en los que no hay ninguna rebaja ni facilidad ni cristo que lo fundó para la movilidad eléctrica. O no han dado con la forma o simplemente pasan. He de reconocer que mi favorito en estos meses es el ayuntamiento de Bilbao. Tienen todo un subsitio de su web dedicado a la movilidad eléctrica, como uno esperaría de una gran metrópoli guiño guiño. Y en efecto, cuando buscas en ella algo sobre el vehículo eléctrico llegas a la siguiente joya. Lo copio tal cual, está en este enlace: Bilbao Movilidad Eléctrica: VENTAJAS DEL VEHICULO ELÉCTRICO:
"Aunque en Bilbao concretamente aun no se hayan implementado este tipo de medidas (donde tarde o temprano llegarán) cada vez son más las ciudades que ofrecen privilegios a los vehículos eléctricos. Desde el propio acceso a los núcleos urbanos (prohibido para vehículos de combustión o vehículos no ECO), hasta el estacionamiento gratuito en calle, utilización de carriles especiales, etc."

CONCRETAMENTE AÚN NO

De verdad, chapeau, los huevos bien grandes en Bilbo.

Pues esa es la realidad en muchos sitios.

De manera que en estos meses, cada vez que te pones a pensar dónde vas a ir tienes una labor adicional: ir a la web municipal a ver si consigues sacar algo en claro de la reglamentación vigente, de los posibles (más bien pocos pero lo son) privilegios, de facilidades para la recarga (huy, este melón lo dejaré para otro día) y demás detalles.

Nunca sabes qué pasará o cómo se hará. Me consta, porque lo he leído por las redes, que hay gente con vehículo eléctrico que colecciona pases municipales que hay que pegar en el parabrisas o dejar sobre el salpicadero, un poco como las maletas de los antiguos viajeros o esos pasaportes que yo tenía llenos de visados... suena todo a tan mundo antiguo que tiene su encanto. Pero lo cierto es que muchas veces el trámite exige semanas o certificaciones que llevarían a ir personalmente con tiempo y esperar tiempo después para poder gozar de la ventaja.

En muchos otros sitios simplemente pasan. Y es cierto que en otros te acogen sin preguntar. En Pamplona, por ejemplo, simplemente con el circulito de la DGT puedes aparcar en zona azul sin restricciones ni pagos. Lo más sencillo y lo más efectivo. Posiblemente la cosa se acabe cuando un porcentaje importante de los vehículos en el centro sean eléctricos: a la contrata de la zona azul lo que le viene bien es que los propietarios paguen, no las veleidades municipales.

En estos meses he pasado por muchas ciudades y no siempre he sido capaz de encontrar a tiempo la información relevante. Así que si de algo sirviera mi primera petición sería que se homogeneizara el panorama. Siendo, evidentemente, una competencia municipal sería bueno pedir que se estandarizara el proceso: sí o no y cómo. Igual una ley nacional que clarificara estas cosas ayudaría a tenerlo claro y a evitar los trámites.

De nuevo, el problema es que este territorio medianamente virgen de la movilidad eléctrica se está poblando sin una directriz razonable y bien dirigida, y queda al albur de los intereses y otras necesidades o conveniencias de las instancias que tienen que regularizarlo.

Una vez más, y esta va siendo la tónica de mi experiencia como diletante propietario de vehículo eléctrico, falta política y sentido de qué se hace y por qué. Si no fuera porque cada vez tengo más la sensación de que esto sucede en todos los órdenes de la vida, podría quejarme por haberme metido en semejante avispero.

Otro día les cuento algo de los puntos de recarga municipales y subrogados, que esa es otra.

2023-02-01 17:37 Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/78670

Comentarios

portada | subir